II Semana gastronómica del atún en Barbate

viernes, 22 de mayo de 2009 0 comentarios

Cartel de la II Jornada Gastronómica del Atún

Nuestros lectores de Cádiz están de enhorabuena y sobre todo los que visiten Barbate, a partir del día 28 de mayo al 1 de junio, podrán disfrutar de la II Semana Gastronómica del Atún.

Esta edición el ayuntamiento de Barbate amplía el espacio para mejorar la oferta del evento con respecto al año anterior.

Rafael Quirós, alcalde de Barbate comenta,

Esta es una importante oportunidad de intensificar la identificación de nuestro pueblo con el atún rojo, un referente mundial, imagen de calidad, cultura, tradición

En las instalaciones del recinto ferial se adecuarán de nuevo zonas de degustación donde se expondrán y darán a degustar a los visitantes el exquisito atún rojo de almadraba.

Dentro del programa se ha organizado un concurso de de tapas. Y cada día se podrá asistir también a clases magistrales impartidas por los responsables de la Escuela de Hostelería de Jerez entre otros.

Vía | guiadecadiz
En Directo al Paladar | Receta de marmitako de atún
En Directo al Paladar | Receta de ventresca de atún encebollada en escabeche

Más información »

Linguine With Arugula and Edamame

viernes, 15 de mayo de 2009 0 comentarios

If you're a busy home cook, be sure to keep your pantry stocked with a good whole-wheat pasta. It's the ideal ingredient for rapid, but varied cuisine. You can mix it with everything from bacon and tomato sauce to veggies and cheese.

In this dish, whole-wheat linguine is tossed with peppery arugula and fresh edamame. It's a quick vegetarian meal that's healthy and delicious. To get the adaptable recipe, read more.



Linguine With Arugula and Edamame
From The Nest

Ingredients

2 cups shelled edamame
8 ounces whole wheat linguine or farro
1 tablespoon extra-virgin olive oil, divided
2 cloves garlic, minced
8 cups coarsely chopped arugula
Salt and freshly ground pepper
1/2 cup freshly grated Parmigiano-Reggiano cheese

Directions

  1. Cook the edamame in boiling salted water until they are crisp-tender, 3 minutes. Remove them to a bowl with a slotted spoon.
  2. Add the pasta to the same water, and cook according to package directions. Drain it in a colander, drizzle with 1/2 teaspoon of the oil, and set it aside.
  3. In a large, nonstick skillet, heat the remaining oil over medium-high heat. Add the garlic and cook 15 seconds. Mix in the arugula, coating it with the oil, and cook until wilted, 2 minutes.
  4. Mix in the edamame and remove the pan from the heat.
  5. Add the drained pasta, stirring until it is warmed through, and season to taste with salt and pepper.
  6. Divide the pasta and vegetables among 4 shallow pasta bowls or dinner plates, and top with equal amounts of the cheese. Serve hot or at room temperature.

Serves 4.

Más información »

Pollo a la Miel con Dátiles y Cuscús

martes, 12 de mayo de 2009 0 comentarios

Pollo a la Miel con Dátiles y Cuscús. El otro día veíamos una receta de aires orientales (Cofre Oriental de Gambas) y hoy seguimos en esa línea exótica con una receta marroquí llena de sabor y color. Se trata de una pechuga de pollo bien doradita endulzada con miel, dátiles y pasas y acompañada de un cuscús aromatizado con cúrcuma.

En la receta veréis que hay una pechuga de pollo (medianita) para cada comensal, pero mi novia dice que ésto “jarta mucho” y no le falta razón. Las recetas con sabores tan dulzones como ésta suelen saciar bastante así que si prefieres puedes preparar la receta con una sola pechuga (grandecita) para los dos. A la cocina!!

Pollo a la Miel con Dátiles y Cuscús

Ingredientes para hacer Pollo a la Miel con Dátiles y Cuscús (para 2 personas):

  • 2 pechugas de pollo de tamaño medio
  • 1 cebolla grande (200 gramos)
  • 100 ml de moscatel (yo usé Moscatel Gloria de Chiclana de la Frontera)
  • 3 cucharadas de pasas moscatel (si no las encuentra utiliza pasas sultanas sin pepitas)
  • 8 dátiles sin hueso
  • 250 ml de agua
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas grandes de miel
  • 1 cucharada pequeña de sal (para las cebollas)
  • Para el marinado del pollo: 1 cucharada pequeña de jengibre en polvo, una tercera parte de una cuchara pequeña con anís en grano, una tercera parte de una cuchara pequeña con sal, 1 pizca de nuez moscada recién rallada, 1 cucharada grande de miel y 100 ml de moscatel.
  • Para el cuscús: 1 vaso de tubo (de los largos) con cuscús, 1 vaso de tubo y un cuarto con agua, 50 gramos de mantequilla sin sal y 1 cucharada pequeña de cúrcuma.

Receta para hacer Pollo a la Miel con Dátiles y Cuscús (para dos personas):

  1. Vamos a poner el pollo a marinar para que coja todo el sabor de las especias y del moscatel. Coge un bol en el que entren las dos pechugas de pollo y echa junto a las pechugas todos los ingredientes del marinado (jengibre, anís en grano, sal, nuez moscada, miel y moscatel). Recuerda que solo usaremos 100 ml de moscatel y dejaremos los otros 100 ml para la salsa. Tapa el bol con film transparente y mete en la nevera durante 30 minutos (no hace falta más tiempo o las pechugas de pollo tomarían un sabor demasiado fuerte).
  2. Coge los dátiles y las pasas moscatel y échalas en un bol con un cuarto de litro de agua (250 ml). Déjalas en remojo.
  3. Saca la mantequilla del frigorífico y déjala a temperatura ambiente (si está fria no se mezclará bien con el cuscús).
  4. Mientras tanto pela la cebolla y córtala en juliana (tiras finas y largas). Pon a calentar en una cacerola (de unos 30 cm de diámetro) seis cucharadas de aceite de oliva y echa las cebollas con media cucharadita de sal. Deja a fuego medio que se poche bien la cebolla. Queremos que se ponga traslúcida y que al final empiece a coger color y se dore un poco así que se llevará un buen rato (unos 20 minutos).
  5. Ya casi habrán pasado los 30 minutos de marinado del pollo. Coge una sartén y calienta dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté muy caliente saca el pollo del marinado y échalo en la sartén con cuidado de que no te salte. Deja un rato de cada lado para que se dore por fuera y quede jugosa por dentro, seguramente tendrás que tapar la sartén porque con el fuego tan fuerte saltará mucho.
  6. Cuando el pollo esté listo sácalo y échalo en la cacerola con las cebollas. Vierte en la sartén en la que has hecho el pollo los 100 ml restantes de moscatel y vuelve a tener cuidado de no quemarte con las salpicaduras. Sube el fuego y con una cuchara de madera raspa el fondo de la sartén para que el vino coja toda la sustancia del doradito del pollo. Deja un minuto para que se evapore el alcohol y viertelo sobre las cebollas (que ya deben estar en su punto).
  7. Añade en la cacerola el bol con los 250 ml de agua, las pasas y los dátiles. Añade dos cucharadas grandes de miel y pon a fuego medio. Deja que se reduzca la salsa poco a poco. Espesará y cogerá una consistencia un pelín gelatinosa gracias a la miel.
  8. Cuando la salsa haya espesado a tu gusto baja el fuego para conservar el calor y prepararemos el cuscús en el último momento.
  9. Pon el cuscus en una fuente lo más extendido que puedas por el fondo. Calienta el agua hasta que hierva y entonces añade al agua la cucharada pequeña de cúrcuma. Mezcla bien y vierte el agua caliente sobre el cuscús.
  10. Deja que el cuscús esponje durante cinco y entonces añade la mantequilla cortada a taquitos. Mezcla bien y reparte el cuscús entre los dos platos.
  11. Coge las pechugas y cortalas en medallones de unos 2 centímetro de ancho y colócalas sobre el cuscús (fíjate en la foto). Después baña con abundante salsa tanto el pollo como el cuscús. Fuera de la cocina y a comer!!

A comer:

El anís en grano es bastante digestivo y hace que la receta caiga bastante bien en el estómago, pero no te pases con él, añade solo la cantidad indicada en la receta, ya que el anís tiene un sabor muy fuerte y si te añades demasiado creerás que te estás comiendo un pestiño en vez de una pechuga de pollo ;)

El cuscús se prepara en cinco minutos y se enfría muy pronto. Como esta receta requiere que el cuscús esté a buena temperatura no lo prepares hasta que la salsa esté en su punto. Es más fácil conservar el calor de la salsa a la miel dejandola a fuego bajo y así esperar a que el cuscús esté recién hecho. Por cierto he comprobado que cuando el cuscús se pega formando una bola gomosa (y no quedan los granos sueltos) suele ser por que el cuscús es de baja calidad. Compra un cuscús de calidad extra, creeme que merece la pena.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Pronto tendremos más recetas de cocina. Un saludo cocineros y cocineras.

PD: Fotografía original de Javi Rectas, si quieres usar esta imagen lee las condiciones de la licencia

Más información »

Receta de ensalada de queso de cabra con nueces

lunes, 11 de mayo de 2009 0 comentarios

ensalada de queso de cabra con nueces

Hoy mi Paquito me ha regalado 5 litros de leche de sus cabras, así que he hecho un quesuquillo, con el que además de desayunar un par de días he preparado esta receta de ensalada de queso de cabra con nueces, para cenar. Una delicia de la que te puedes hartar porque es sanísima y muy digestiva, además se prepara en 5 minutos y es pura Dieta Mediterránea.

Os la recomiendo con pan integral y un chatico de vino.

Los ingredientes

1 lechuga larga, 2 manzanas con sabor, el zumo de un limón, un buen puñado de nueces peladas, un par de cucharadas de semillas de sésamo, algunas aceitunas verdes y negras (para el contraste), unas ramitas de apio, un par de yogures griegos, AOVE y sal.

La preparación

Lavamos , escurrimos y cortamos en juliana la lechuga, lavamos , pelamos y rallamos la manzana sobre la lechuga, a continuación exprimimos el limón, añadimos las aceitunas, las nueces espiscaillas, el apio picado, el queso en tacos grandes, el yogur, el aove, la sal y movemos bien. Presentamos y decoramos con sésamo y una ramita de apio.

añadimos manzana y limón

añadimos nueces

añadimos yogurt

Tiempo de elaboración | 5 minutos

Más información »

Mushroom Risotto

0 comentarios
Mushroom Risotto

Updated, from the recipe archives.

Risotto is one of those dishes that we love to eat, but neither my father nor mother have the patience to make often. It takes about 20 minutes of careful watching and every few minutes adding a half cup of hot stock to the rice, as the rice slowly absorbs the liquid it's in. For this mushroom risotto, mushrooms are sautéed first, then cooked in cognac (or vermouth) and cream. Arborio rice is cooked slowly with stock and when done, the mushroom cream mixture is stirred in, along with some freshly grated Parmesan cheese. (Hungry yet?) I actually don't mind watching over risotto, it's easy enough to do, and you can prepare other things while keeping the corner of your eye on the risotto. The result is so worth the effort.

Preparation time: 40 minutes. The recipe calls for arborio rice, an Italian-grown rice that is high in starch, with grains that are shorter and fatter than any other rice. The high starch content of aborio rice yields a creamy texture when cooked, so it is traditionally used for risotto.

Ingredients

  • 2 cups flavorful mushrooms such as shiitake, chanterelle, or oyster mushrooms, cleaned, trimmed, and cut into half inch to inch pieces
  • 2/3 cup cognac, vermouth, or dry white wine
  • 3/4 cup heavy cream
  • 7 cups chicken stock* (use vegetable stock for vegetarian option)
  • 1 Tbsp olive oil
  • 1/3 cup of peeled and minced shallots (OR 1/3 cup of yellow or white onion, finely chopped)
  • 1 3/4 cups arborio rice
  • 1/3 cup freshly grated Parmesan cheese
  • Salt and freshly ground black pepper
  • 2 Tbsp chopped fresh parsley

*If cooking gluten-free, use homemade stock or gluten-free packaged stock.

Method

1 Melt 2 Tbsp butter in a medium skillet over medium-high heat. Add mushrooms and sauté about 5 minutes (if using chanterelles, dry sauté first for a minute or two and let the mushrooms cook in their own juices before adding the butter). Add cognac, bring to a boil, and reduce liquid by half, about 3-4 minutes. Lower heat to medium, add cream, and simmer 5 minutes. Remove skillet from heat and set aside.

2 Bring stock to a simmer in a saucepan.

3 In a deep, heavy, medium sized saucepan, heat oil and remaining butter on medium low. Add shallots or onions and cook until soft, about 3 minutes. Add rice and stir to coat with butter and oil. Add simmering stock, 1/2 cup at a time, stirring enough to keep the rice from sticking to the edges of the pan. Wait until the stock is almost completely absorbed before adding the next 1/2 cup. This process will take about 20 minutes. The rice should be just cooked and slightly chewy.

4 Stir in the mushroom mixture and the Parmesan cheese. Season to taste with salt and pepper and serve garnished with parsley.

Serves 6.

Más información »

Queso Brie al horno

martes, 5 de mayo de 2009 0 comentarios
vía La cocina delokos de delokos

Ingredientes

1 queso brie entero - pan

Ponemos el queso sobre el recipiente en que lo vamos a servir, idealmente un plato que aguante el calor. Precalentamos el horno a 200ºC

Introducimos el queso y lo horneamos con ambas placas y aire, en posición media-baja, hasta que se hinche ligeramente y comience a tostarse. Yo empleé un queso de 500g y tardó unos 12 minutos en estar listo.

Para comerlo, rompemos un trozo de la corteza superior y retiramos el queso fundido con una cuchara o trozos de pan. La corteza también se puede comer, que está crujiente y deliciosa.

oooOOOooo

Los quesos fundidos son un plato espectacular, cuyo único requisito aconsejable es el ser suficientes comensales para que toque una ración moderada, ya que es seguro el comerse todo el queso, sobre todo si lo acompañamos de un buen pan, por lo que si somos pocos y el queso grande, la indigestión es segura...

En este caso he preparado un queso brie, de sabor intenso pero suave y cremoso. Utilicé uno de Carrefour, de 500g, y lo serví como plato único para cuatro comensales, acompañado de una ensalada mixta.

Y, finalmente, unos consejos: procurad llevarlo al horno en el recipiente que lo vamos a servir, porque si intentáis cambiarlo caliente, se romperá seguro. No lo horneéis a temperatura muy alta, ni demasiado tiempo una vez que hiche, porque se abriría.

Eso sí, dejadlo reposar unos cinco minutos antes de llevarlo a la mesa, para no quemarse al comerlo. Y, sobre todo, aprovechad para degustar un buen pan, si es hecho en casa mejor que mejor.

© La cocina delokos distribuido bajo licencia Creative Commons
Más información »