Edomae sushi o sushi al estilo de Tokio

sábado, 28 de febrero de 2009 0 comentarios

Receta de sushi al estilo de Tokio o Edomae Sushi.

Los ingredientes

2 lomos de bonito, 2 huevos, 200 gr. de arroz para sushi, 1 calabacín, gengibre en vinagre, wasabi, azúcar, sal y vinagre de arroz.

La preparación

Para preparar los lomos del bonito vamos a proceder como nos mostró nuestro amigo Pintxo en su curso de cocina: descabezamos y cortamos la cola, marcamos los lomos por la mitad del pescado y los sacamos con cuidado. Al final nos quedarán cuatro piezas: dos lomos y dos ventrescas.

Reservamos la vestrescas para otra ocasión (así como la cabeza y la espina central que podemos congelar para otros usos) y nos centramos en los lomos que dejaremos limpios de piel haciendo una incisión por uno de los extremos con el cuchillo bien plano, dejando que resbale hasta el otro extremo. Una vez bien limpios, reservamos en frío para que quede la carne bien tersa.


Mientras, ponemos el arroz a cocer en una cacerola plana y tapada. Una parte de arroz por una de agua. Llevamos a ebullición y dejamos unos 7-8 minutos a fuego suave. Apagamos el fuego y, sin destapar, dejamos reposar otros 7-8 minutos.

Paso ese tiempo, enfriamos el arroz pasándolo a una fuente ancha y lo vamos aromatizando con una solución de vinagre de arroz, azúcar y sal: 4 cucharillas de vinagre; 1/2 de azúcar, 1/2 de sal. No debemos echarla por encima sino más bien ir mojando la espátula de madera en ella mientras trasladamos y separamos el arroz. Dejamos enfriar al fresco.

Seguidamente, hacemos una tortilla con los huevos y la cortamos a tiras. Cortamos también el calabacín (o el pepino, si fuera el caso) y reservamos. Con un poco de agua mezclamos el polvo de wasabi y dejamos reposar.

Una vez tengamos todo listo sólo faltará montar el plato. Llenamos un cuenco hasta la tercera parte de arroz, y vamos añadiendo los ingredientes alrededor: la tortilla, el pescado, las hortalizas, el gengibre encurtido y la bolita de wasabi en medio.


La degustación

Este Edomae sushi es un sushi de los denominados libres. Es decir, que podemos elaborarlo con diferentes ingredientes, aunque, en la mayoría de las ocasiones, serán pescados y mariscos en crudo y hortalizas diversas. El nombre viene del antiguo nombre de Tokio: Edo, donde al parecer era un plato casero muy apreciado.

Más información »

Pasta negra con berberechos y curry

jueves, 26 de febrero de 2009 0 comentarios

vía bocadorada de bocadorada el 25/02/09

Cómo mola tener cerca algún sitio donde hacen pasta casera, es fast food del bueno, siempre resultón, rico y rápido. Los sábádos me alegra el día hacer mis compritas, una cosa en la tienda de pasta, mirar vinos, recorrer varias panaderías hasta dar con una que tiene pan con pasas, frutería…

Esta pasta negra, con tinta de chipirón, la compré el sábado, después de cocerla en una olla grande con abundante agua durante 5 minutos, estaba lista. Además le añadimos una lata de berberechos, lo que aumentaba el aroma marino y como puntazo un poco de curry. Si la comida te aburre es porque quieres y como se hace tan rápido, puedes llegar a casa tarde y tener la comida sin hacer.
Más información »

Spaghetti con almejas / spaguetti a le vongole

martes, 24 de febrero de 2009 0 comentarios
from Directo Al Paladar by Pintxo
Más información »

Penne With Meat Sauce

lunes, 23 de febrero de 2009 0 comentarios
from yumsugar -- To die for. by partysugar
Más información »

RISOTTO DE CALABAZA CON SETAS

domingo, 22 de febrero de 2009 0 comentarios
vía DELICIAS Y TENTACIONES de Mobula

Risotto de Calabaza
200 gr de calabaza cortada en dados
1/2 cebolla picadita
200 gr de arroz de grano redondo tipo Bomba o Arborio
750 m l de caldo de verduras
50 ml de vino blanco seco
1 rama de apio
100 gr de setas en conservas tipo Fredolic
30 gr de mantequilla
2 cucharadas de queso mascarpone
Aceite de oliva
Sal, pimienta, nuez moscada y cebollino

En una olla baja, poner un chorreón de aceite de oliva y sofreir la cebolla a fuego medio, hasta que esté transparente. Añadir la rama de apio cortada en trozos y rehogar.

Añadir la calabaza y dorar por espacio de varios minutos. Subir el fuego y añadir el arroz. Rehogar hasta que los granos de arroz se vean transparentes. Añadir el vino blanco y mover suavemente para que mientras se evapora el alcohol, el arroz empiece a soltar el almidón. Añadir las setas. Salpimentar.

Añadir el caldo que tendremos caliente, un cucharon cada vez y mover hasta que se haya consumido. añadir otro cucharón de caldo y repetir el mismo proceso mientras se cuece el arroz. Este proceso llevará unos 15-17 minutos.

Una vez que el arroz esté en su punto, apartaremos la olla del fuego y añadiremos la mantequilla y el queso mascarpone, mantecando el arroz y dejándolo cremoso.

Servir espolvoreado de cebollino picado y de nuez moscada recién rallada, y acompañado de unas chips ligeramente especiadas y saladas de calabaza frita.


Más información »

Risotto di radicchio, prugne e taleggio

viernes, 20 de febrero de 2009 0 comentarios
vía la zuccheriera de cannella



RISOTTO CON ACHICORIA VÉNETA, CIRUELAS PASAS Y QUESO TALEGGIO

Para 2 personas:
3 tacitas de café de arroz para risotto, posiblemente Carnaroli
5-7 ciruelas pasas sin hueso, cortadas en trocitos y ablandadas en un poco de agua caliente y vino blanco
un poco de aceite de oliva virgen extra

un machado minúsculo de ajo y perejil
1 achicoria véneta o radicchio chioggiotto, que es esto ; es una hortaliza de hojas crujientes y sabor ligeramente amargo, que se consume tanto cruda como cocida
sal
caldo vegetal
unos 50 gr de taleggio cremoso o tres cucharadas de parmesano rallado

Calentar el caldo y mantenerlo bien caliente.

En un par de cucharadas de aceite rehogar ligeramente el machado de ajo y perejil; añadir las ciruelas bien escurridas, el arroz y la achicoria. Dejar que el arroz se tueste unos minutos e ir añadiendo el caldo, primero cubriendo del todo el arroz y luego añadiéndolo poco a poco, según lo vaya pidiendo el arroz, hasta terminar la cocción (unos 20 minutos). Comprobar el punto de sal, apartar del fuego, añadir el queso, remover bien y dejar reposar unos minutos, tapado, antes de servir.
Más información »

Guiso de pulpo con pasta

jueves, 19 de febrero de 2009 0 comentarios

Receta de guiso de pulpo con pasta

El pulpo es muy sabroso y admite muchas elaboraciones. En esta ocasión se trata de un plato tradicional griego, la receta de guiso de pulpo con pasta. Podemos utilizar pulpo ya cocido para ahorrar tiempo.

Ingredientes para 4 personas.

Un kilo de pulpo cocido, 250 cc. aceite de oliva virgen, una cebolla, 500 cc. tomate triturado, 200 cc. vino tinto seco, 500 gr. pasta para sopa (en este caso caracoles), sal, pimienta.

Elaboración.

Si el pulpo no está cocido, debes lavarlo bien y cocerlo en abundante agua, hasta que quede tierno. Aparta y escurre. En esta ocasión, para ahorrar tiempo, hemos usado pulpo cocido. Se corta en trozos y se reserva.

Saltea la cebolla picada muy fina en una cazuela con el aceite de oliva. Añade el pulpo en trozos y deja saltear unos minutos.

Agrega el tomate y el vino tinto. Salpimienta y deja cocer a fuego lento unos minutos, hasta que quede todo muy tierno (10-15 minutos).

Añade unos 400 cc. de agua y la pasta, remueve y deja acabar la cocción, hasta que la pasta quede al dente y se haya absorbido casi todo el caldo.

Receta de guiso de pulpo con pasta, elaboración

Tiempo de preparación: 20 minutos.
Tiempo de cocción: 25 minutos.
Dificultad: Media.

Degustación.

Sirve al momento, bien caliente, esta receta de guiso de pulpo con pasta, acompañando de vino tinto y pan blanco.

Más información »

Sushi Zen

martes, 17 de febrero de 2009 0 comentarios
108 West 44th Street, New York NY 10036 (map)
212-302-0707

sushizen-ny.com

Más información »

Dining With Death: Fugu at Sushi Zen

lunes, 16 de febrero de 2009 0 comentarios
vía Serious Eats: New York de Carey Jones

"Fugu, it seemed to me, is the culinary equivalent of the monster in a horror movie. It’s all about the suspense...as soon as you confront it head-on, and take your first bite—you wonder, that was it? And you return to your regularly scheduled (albeit outstanding) Japanese meal."

20090212-fugu2.jpg

There may be no more notorious dish in the world than the Japanese fugu, and for good reason. Let’s get the facts straight. Fugu is the Japanese term for the blowfish, a toothy, puffy creature found mainly near shore in temperate or tropical waters. Their skin, ovaries, and liver carry an extremely potent poison called tetrodotoxin, a neurotoxin fatal to humans and other predators at very low doses. And if prepared improperly, yes, it can kill you.

Fugu poisoning isn’t a pleasant way to go. One thousand times more potent than cyanide, even a tiny dose of tetrodoxin acts as a paralytic, effectively disabling muscle tissue. The lips and tongue grow numb first, followed by full-body weakness, seizures, and coma. Death results due to respiratory arrest (since the diaphragm, which enables lung expansion, is paralyzed) or cardiac arrest.

And worse still, tetrodotoxin has no known antidote. While immediate medical treatment can assist breathing and introduce charcoal to bind the poison, its effects cannot be reversed; if the poison has progressed too far, you’re done for.

20090212-fugu.jpg

From the episode, "The Simpsons Go to a Sushi Restaurant" when Homer tries fugu.

So, who’s hungry? As any sushi or Simpsons fan knows, these dangers haven’t stopped the Japanese (and Koreans as well) from preparing and serving fugu for thousands of years—as sushi or sashimi, in stew or fried and served with hot sake. In Japan, the fish is highly regulated: grocery stores must secure a permit to stock fugu, and selling the whole fish is illegal. Sushi chefs must train for years and pass an extraordinarily difficult written and hands-on exam before earning their fugu license. The fish is illegal in the European Union, and is cleaned and stripped of most toxins before shipment to the United States, where only a dozen chefs are licensed to serve it.

20090211fugusign.jpgAmong these chefs is Toshio Suzuki, owner of the Midtown restaurant Sushi Zen. A sushi master of the highest degree, Suzuki made his mark on America’s conception of Japanese food—he opened one of New York’s first sushi restaurants in 1984, trained “Iron Chef” Morimoto, and invented the California Roll. And fugu appears on his menu for several months in the winter, when the blowfish are in season. What’s more, unlike many other chefs, Sushi Zen offers fugu á la carte. Granted, $13 is a lot to pay for a single piece of sushi—but far less than the hundreds of dollars that an omakase meal elsewhere might set you back.

The Experience

Walking into Sushi Zen, I felt like I was joining a game of Russian Roulette—my stomach was, quite literally, in knots. But as soon as I sat down in front of Chef Suzuki, my fears were dispelled. This is a man with magic hands.

20090211squid.jpgHe fearlessly shreds a cucumber into uniform matchsticks, using a knife the length of his forearm, in the blink of an eye. He tosses nori over burning charcoal, bare-fingered, to give his hand rolls the perfect crunch. He whips clumps of rice into classically formed sushi nigri within seconds. He scores a piece of squid so carefully that, when he breaks out his blowtorch, each tiny square of flesh curls into a perfect delicate spiral under the heat. This was precision like I had never seen. And if I was to trust my life to anyone’s knife skills, Chef Suzuki’s seemed like the way to go.

The Fugu

20090211fuguskin.jpgOut it came—first, as part of a stunning appetizer display, with bits of the blowfish’s outermost edible layer suspended in a soy-colored gelée. The slightly tough skin added a welcome bit of texture to the otherwise soft jelly, with a salty, almost smoky flavor.

I swallowed. No tingling, no numbness. So far, so good.

Then came the fugu sushi, with a delicate swab of radish and pepper with shredded scallions perched atop. Chopsticks ready; round two. I took a bite.

The fugu was tough, unusually tough, halfway between a white fish and a squid. And with a mild fishy taste, it lacked almost any flavor of its own. The radish and scallion, however, brightened the bite right up. Chef Suzuki leaves most fish unadorned, but for a dab of wasabi and brush of soy sauce; the fugu, however, needed a little something extra.

20090211chef.jpg

As I swallowed and reached for my glass, a faint tingling crept across my lips. A tiny hint of lingering toxin? A psychosomatic trace of fear? I didn’t know. But I managed to walk out of the restaurant an hour later, and that was enough for me.

Fugu, it seemed to me, is the culinary equivalent of the monster in a horror movie. It’s all about the suspense. As long as it remains off-screen, it’s terrifying. But as soon as you confront it head-on, and take your first bite—you wonder, that was it? And you return to your regularly scheduled (albeit outstanding) Japanese meal.

20090211sushi.jpg

In the end, the terror of eating fugu was dwarfed by Chef Suzuki’s other creations: tempura-fried figs, delicately steamed Japanese pumpkin, fluffy rice-stuffed tamagoyaki, buttery bluefin, thrice-cooked skinless unagi, fluke with monkfish liver—it was these that spoke to his genius and artistry, rather than his ability to serve blowfish and have his patrons escape alive. Although, in truth, that’s the ability I appreciated most.

Fugu is available for a few more weeks at Sushi Zen; if your heart is set on a brush with death, call ahead to make sure they have it fresh.

Más información »

Fettucce, gamberi, peperoncino, Martini

domingo, 15 de febrero de 2009 0 comentarios
vía la zuccheriera de cannella



FETTUCCINE, GAMBAS, GUINDILLA, MARTINI

Para 4 personas:
320 gr de fettuccine
400 gr de gambas limpias
1 diente de ajo
1 copita (abundante) de Martini blanco
unas semillas de hinojo
aceite de oliva virgen extra
una guindilla hermosa
una pizca de sal

Poner a cocer la pasta.

Mientras, en unas cuantas cucharadas de aceite,dorar muy ligeramente el ajo partido en dos trozos. Añadir las gambas, la guindilla y el hinojo y cocer los bichos a fuego vivo unos minutos. Añadir el Martini y dejar evaporar, hasta que las gambas estén casi caramelizadas. Salar ligeramente, quitar el ajo, saltear rápidamente las fettuccine en la salsa y servir.
Más información »

Risotto de espinacas

jueves, 12 de febrero de 2009 0 comentarios

Risotto de espinacas

Aprovechando que ahora, de febrero a marzo, las espinacas están en su temporada, hoy en casa nos apetecía comer un guiso a base de esta verdura.

Las espinacas son un ingrediente que personalmente me gusta de mil maneras: en potajes y sopas, con garbanzos y bacalao, en tortilla, crudos en ensalada, sofritos con piñones y pasas, o simplemente hervidos con patata y un buen chorro de aceite.

Pero hoy nos apetecía combinarlas con arroz, con un arroz meloso con mantequilla y parmesano, así que, aquí tienen la receta de este Risotto de espinacas.

Los ingredientes (para 2 personas)

200 gr. de espinacas, 200 gr. de arroz, 1 cebolla pequeña, 1 litro de caldo de verduras (1 nabo, 1 puerro, 1 tomate, 1 cebolla), 50 gr. de mantequilla, 25 gr. de queso parmesano rallado, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra (AOVE).

La preparación

Primero de todo, preparamos un caldo corto de verduras con los nabos, el puerro, el tomate y la cebolla. Para ello limpiamos y pelamos los ingredientes y los hacemos hervir una media hora en la olla presión con abundante agua.

Mientras tanto, limpiamos muy bien las espinacas y les cortamos la base, dejando las hojas y los tallos bien tiernos. Es mejor dejar la verdura unos minutos en abundante agua para sacar toda la arenilla que pueda tener. Luego, deberemos darle un golpe rápido con el centrifugador para sacarle toda el agua sobrante.

En una olla de hierro colado, ponemos la mantequilla a derritir y en ella sofreimos la cebolla bien picada (o rallada) unos minutos hasta que se dore. Salamos y añadimos el arroz en crudo mientras removemos. Seguidamente, añadimos el caldo (un poco más del doble que de arroz) y dejamos cocer unos diez minutos.

Finalmente, le añadimos las espinacas y removemos. Dejamos unos cinco minutos más y sacamos del fuego. Ya sólo quedará añadirle la mantequilla sobrante, rallar el parmesano por encima, y dejar reposar unos 5 minutos más.

Risotto de espinacas. Collage

La degustación

Para finalizar, servimos el arroz en platos individuales y decoramos con unas hojas tiernas de la verdura, unas lascas de parmesano, un poco de pimienta negra molida, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Para beber con este Risotto de espinacas, qué les parece un blanco joven, un chardonnay del norte: este Chablis 1er Cru Fourchaume 2004, de la Chablisienne, por ejemplo.

Más información »

Veggie-Loaded Penne With White Wine Sauce

martes, 10 de febrero de 2009 0 comentarios
via FitSugar by FitSugar on 2/5/09

I love whole wheat pasta and prefer dishes that feature tons of veggies, almost to the point where the pasta doesn't appear as the main ingredient. My personal preferences inspired me to create this dish, and I have to say it's worthy of becoming a staple among my weeknight meals. It's a savory combination of vegetables and nutty penne, and while I made my meal with chicken, the recipe would be just as good without it.

To see the recipe, read more.

Veggie Loaded Penne With White Wine Sauce
Original Recipe
Veggie Loaded Penne With White Wine Sauce

Ingredients

1 package whole wheat penne
2 tablespoons olive oil
6 garlic cloves, minced
1/2 teaspoon salt
1/4 teaspoon dried oregano
1/4 teaspoon dried basil
1/2 medium white onion, diced
1 can artichoke hearts, quartered
6 ounces mushrooms, sliced
5 ounce bag spinach
2 tomatoes, diced
black pepper and red pepper flakes to taste
1/2 cup white wine
1/2 cup vegetable broth
Optional: 6 ounces roasted chicken, cubed

Directions

  1. Set salted pasta water to boil
  2. While the water boils, prepare all other ingredients.
  3. Cook pasta according to package directions.
  4. Heat oil in a large skillet over medium-high heat. If using chicken, add to pan and sauté until browned. Otherwise, sauté garlic and onions until softened, approximately 4 minutes.
  5. Add sliced mushrooms, artichokes, and all seasonings. Stir over heat until mushrooms have softened, approximately 5 minutes.
  6. Add wine and stir. Let simmer for 5 minutes.
  7. Add pasta and stir until coated in sauce. If more liquid is needed, add more wine or use vegetable broth as an alternative.
  8. Add tomato and spinach and simmer for another 3 minutes, until spinach has wilted.
  9. Remove from heat. Add a splash of balsamic vinegar, pepper, and red pepper flakes to taste. Toss pasta and serve with grated parmesan cheese.

Serves 6 to 8.



Print recipe with images | without images

Más información »

Salsa Boloñesa

lunes, 9 de febrero de 2009 0 comentarios
vía Javi Recetas de Javi Recetas el 14/01/09

Antes de ayer toco comida china y hoy toca comida italiana en forma de salsa para pasta. En esta ocasión vamos a ver como preparar una salsa boloñesa que podrás mezclar con la pasta que prefieras (espaguetis, fetuccini, macarrones y si eres muy comilón incluso con tortellinis). También puedes usar la salsa boloñesa como relleno para una lasaña o unos canelones.

Como puedes ver en la foto esta salsa va perfecta a unos macarrones aunque lo mejor para la salsa boloñesa es una pasta ancha que recoja bien la salsa. Una cosa más antes de mandarte a la cocina, ayer repetí una vez más esta receta haciendo algunas modificaciones y no me gustó demasiado el resultado, por eso sería interesante que leyeras al final de la receta los consejos que te doy para que no te pase lo mismo. A la cocina!!!

Salsa Boloñesa

Ingredientes para hacer Salsa Boloñesa (para 2 personas):

  • 160 gramos de pasta (200 gramos si comes mucho)
  • 200 gramos de carne de cerdo picada
  • 400 gramos de tomates (no uses tomates de ensalada y si pueden ser tomates pera mejor)
  • 100 gramos de cebolla picada
  • 1 zanahoria
  • 1/4 de vaso de tubo con vino tinto (unos 65 ml) (también puedes usar vino blanco)
  • 1/4 de vaso de tubo con leche (unos 65 ml)
  • aceite de oliva (8 cucharadas)
  • Queso parmesano rallado
  • nuez moscada, sal y pimienta

Receta para hacer Salsa Boloñesa (para dos personas):

  1. Pon en un cazo agua a hervir. Cuando hierva mete la zanahoria pelada unos 15 minutos.
  2. Coge la cebolla picada y échala a una sartén con el aceite de oliva. Deja que se haga la cebolla poco a poco hasta que se ponga traslucida (algo transparente). Entonces añade la carne de cerdo picada y con la ayuda de una espátula de madera separa bien la carne para que quede suelta. Añade media cuchara pequeña con sal y deja al fuego hasta que la carne se dore, también se dorará la cebolla.
  3. Cuando la carne y la cebolla estén doradas añade el vino tinto y deja que se evapore. Si es necesario sube un poco el fuego, pero no demasiado pues entonces se evaporará demasiado rápido y la salsa cogerá poco sabor a vino.
  4. Cuando haya desaparecido el vino añade la leche, un poco de pimienta y nuez moscada rallada al gusto y deja a fuego suave para que la carne absorba la leche (unos 20 minutos).
  5. Mientras tanto pela los tomates (no les quites las semillas) y córtalos a trozos muy pequeños. Coge la zanahoria que hemos cocido y córtala a taquitos.
  6. Cuando la leche se haya reducido bastante añade la zanahoria y los tomates y deja a fuego lento que se haga la salsa (otros 20 minutos).
  7. Por último prepara la pasta en agua hirviendo salada (1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta) y escurre bien. Mezcla con la salsa y añade generosamente el queso parmesano rayado. Fuera de la cocina y a comer!!!!

A comer:

Lo primero a tener en cuenta es que esta receta sin el queso parmesano se queda totalmente a medias. Si no te gusta el queso parmesano quizás sea mejor preparar la salsa boloñesa con otros ingredientes para equilibrar el sabor final de la salsa. Prueba a añadirle bacon y orégano por ejemplo.

Es un error no hacer bien la cebolla y la carne, si dejas alguno de estos ingredientes a medias tendrán un sabor demasiado acentuado y la salsa será muy pobre en contrastes, así que ya sabes si quieres preparar una rica salsa boloñesa casera ponte en la cocina sin prisas y dale a cada paso de la receta el tiempo que necesita.

Espero que les guste receta de pasta y que disfruten en la mesa con este plato. Pronto tendremos más recetas de cocina. Un saludo cocineras y cocineros.

Más información »

Pennette alle noci, pancetta e rosmarino

domingo, 8 de febrero de 2009 0 comentarios
vía la zuccheriera de cannella el 1/02/09

(La traduzione in italiano della ricetta è disponibile cliccando qui)

PASTA TIPO MINI-PENNE CON NUECES, BACON Y ROMERO

La gran ventaja de cortarse el pelo de forma radical es que una cada mañana se levanta con un look distinto. Hoy me veo muy Esperanza Aguirre; mirándome en el espejo recien levantada y con los calcetines peludos de Alitalia en los pies, estaría lista para dar una rueda de prensa.

Ahora sólo falta que me ponga a espiar a la vecina ;-)))

Feliz comienzo de semana.

L'Italia nel cuore:Spello, en Umbria
Ingredientes para 4 personas:
400 gr de pasta tipo mini-penne, o pasta corta de otro tipo
2 ramitas (pobladas) de romero
50 gr de nueces trituradas no muy finas
130 gr de bacon ahumado cortado en daditos
350 gr de pulpa de tomate troceado
medio vaso de vino blanco seco
aceite de oliva virgen extra (el mío es del Podere Santa Croce de San Gimignano, lujo asiático)
parmesano rallado
sal y pimienta
Poner a dorar el bacon con las nueces y el romero en un par de cuharadas de aceite. Cuando el bacon empiece a estar crujiente, añadir el vino blanco, dejarlo evaporar, añadir la pulpa de tomate, salpimentar, bajar el fuego y cocer como mínimo 20 minutos, hasta que la salsa espese.
Cocer la pasta, escurrirla y saltearla en la salsa; servir con abundante parmesano rallado.
Más información »

Spaghetti con cebolleta y guindilla

viernes, 6 de febrero de 2009 0 comentarios

Espaguetis con cebolleta y guindilla. Receta

Ayer compré unas cebolletas muy frescas en el mercado, y buscando por mis libros he encontrado esta receta de espaguetis con cebolleta y guindilla, muy sencilla y rápida de hacer. La receta original es del elegante restaurante Il Luogo de Aimo e Nadia, de Milán.

Ingredientes para 4 personas.

3 cucharadas de aceite de oliva, 2 hojas de laurel, tomillo, orégano, 3 dientes de ajo, 500 gr. cebolletas frescas, 200 gr. tomates pelados, media cucharadita de guindillas, 175 cc. caldo de verduras, 300 gr. espaguetis.

Elaboración.

Calienta el aceite en una cazuela de fondo grueso. Añade las cebolletas picadas, el laurel, el tomillo y el orégano. Añade los ajos picados y deja sofreír a fuego medio unos 15 minutos.

Incorpora el tomate pelado y en dados, que puede ser de lata, y las guindillas picadas. Deja cocer 5 minutos, y añade luego el caldo de verduras, dejando que reduzca unos minutos. Ponemos a punto de sal. Si quieres añade una pizca de azúcar, para reducir la acidez del tomate.

Cuece la pasta en abundante agua salada, al dente, escurre y mezcla con la salsa. Remueve al fuego durante un minuto y sirve al momento.

Espaguetis con cebolleta y guindilla. pasos

Tiempo de preparación: 10 minutos.
Tiempo de cocción: 20 minutos.
Dificultad: Media.

Degustación.

Sirve al momento esta receta de espaguetis con cebolleta y guindilla, aderezando con albahaca fresca y parmesano rallado, a gusto.

Más información »

Ensalada de tomate raf

jueves, 5 de febrero de 2009 0 comentarios

ensalada_raf.jpg

El tomate raf es un fruto que tiene su principal característica en la forma que tiene. Es totalmente irregular con surcos que van hacia el centro. Lo que le confiere mucha carne. Ya sabéis que yo no quiero complicaciones en la cocina, o por lo menos intento no complicarme la vida. Y en determinadas ocasiones es mucho mejor hacer una ensalada de tomate raf, simplemente con tomate raf.

Además, ¿si nos comemos unas ostras recién abiertas con un chorrito de limón? ¿Por qué debemos complicar una ensalada con unos frutos como estos? Es decir el mejor acompañante en una ensalada de unos tomates deben ser únicamente productos que potencien su sabor. Por eso los ingredientes que debemos utilizar son.

  • 2 tomates raf, aceite de oliva virgen extra, reducción de aceto balsámico de Módena, sal y pimienta.

Elaboración.

Mientras cogéis, laváis y cortáis los tomates en gajos lo mejor es contaros alguna curiosidad.

Muchos os podéis preguntar por qué estos tomates son rojos por dentro y verdes por fuera. Es precisamente por el sabor dulce tan característico de estos tomates. Se encuentra en equilibro los azúcares y la acidez produciéndose la maduración de dentro a fuera.

Una vez que tengamos el tomate cortado lo aderezamos con sal y pimienta negra y le añadimos un chorrito generoso de un bien aceite de oliva virgen extra.

El precio de los tomates raf es tan alto, no solo por sus extraordinarias cualidades sino también por una característica de la tomatera. Es una planta que cuando se encuentra en producción es relativamente baja lo que hace que una planta solo de unos 6 kilos al año y en otro tipo de tomateras suele ser de 20 a 22 kilos.

Para finalizar nuestra ensalada de tomate raf servimos con un toque de una reducción de aceto balsámico de Módena. Lo que acompaña el equilibrio dulce y ácido del tomate a la perfección.

Tiempo de elaboración | 5 minutos.
Dificultad | Fácil.

pasos_ensalada_raf.jpg

Degustación

Como os decía, la receta de ensalada de tomate raf la podemos acompañar de elementos con sabores neutros. Por ejemplo un queso fresco que le dará textura cremosa y blanda pero sin un gran aporte de sabor.

Más información »

Spaghetti Bolognesa

lunes, 2 de febrero de 2009 0 comentarios

bolonesa.JPG

Ayer vinieron unos amigos a comer y que mejor cuando no tienes mucho tiempo y es mucha gente que preparar un plato de pasta acompañada de una ensalada rica de tomate y mozzarella. En este caso hice una receta de espaguetis a la boloñesa, un plato realmente delicioso para acompañar los buenos momentos.

Ingredientes para cinco personas y un poco más.

500 gr de espaguetis secos o frescos, 500 gr de carne picada, 40 gr de manteca de cerdo, 40 gr de aceite de oliva, 20 gr de mantequilla, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 3 zanahorias, 2 ramas de apio, 1 ramita de perejil, 1 vaso de vino blanco seco, 600 gr de tomate triturado natural, sal, pimienta y queso parmesano.

Elaboración.

En una cazuela pochamos, con la manteca, el aceite y la mantequilla, las hortalizas picadas finamente. Cuando la cebolla empiece a transparentarse añadimos la carne picada.

Cuando no queden zonas rosas de carne agregamos con el vino blanco y cuando se haya evaporado añadimos el tomate.

Sazonamos con sal y pimienta y alguna hierba aromática (orégano, albahaca, etc.) Cocemos durante media hora aproximadamente y si es necesario añadimos un poco de agua caliente para que no espese excesivamente.

Aparte en agua al punto de sal cocemos la pasta según instrucciones del fabricante o vendedor.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

pasosbolonesa.JPG

Degustación.

Para terminar la receta de espaguetis a la boloñesa, ponemos para presentar el plato unas lascas de queso parmesano por encima. Y servimos más en un bol para que nuestros comensales se sirvan al gusto.

Un ingrediente opcional para añadir a la boloñesa son unos 40 gr de setas secas (boletus edulis) rehidratados antes de echar el vaso de vino blanco.

Más información »